martes, 29 de julio de 2008

El vendedor del cuchillo Versión umh 2.0

Un día a las 6 de la tarde, el vendedor de una ferretería, sólo hasta ese momento en su negocio, escucha unos gritos ante su puerta, y antes de que pueda casi salir del mostrador para mirar por su ventana, ve cómo entra por la puerta un hombre corpulento llevando consigo, cogida por el cuello, a una mujer visíblemente asustada y a la que insulta y pega violentamente sin parar. Nada más entrar el sujeto dice: "Te voy a matar aquí mismo, desgraciada", y mirando al tendero le dice: "véndame el cuchillo más grande que tenga". El vendedor, impresionado por la escena, y desde bien lejos, espeta al sujeto que "no se vuelva loco", "pero qué va a hacer usted?", y le dice que el no quiere meterse en los problemas de los demás. Entonces el sujeto saca un billete de 50 euros, se acerca al vendedor, se lo da y le dice, ´"usted no vende cuchillos, pues véndame uno ahora mismo, si no quiere meterse en la vida de los demás véndamelo y yo haré con él lo que me dé la gana". El vendedor, tras dudar unos segundos, coge un cuchillo grande que hay en el mostrador y se lo ofrece al sujeto diciéndole "quiere este?", y tras cobrarse el dinero se lo da al sujeto que, inmediatamente, se gira hacia la mujer y le asesta cinco punyaladas hasta que deja de moverse.

Este terrible caso, no tan alejado de la horripilante realidad de los asesinatos violentos sobre mujeres con los que nos encontramos todas las semanas, aunque parezca de no muy compleja resolución, encierra interesantes planteamientos sobre la relación entre lo objetivo y lo subjetivo en el tipo de injusto. Espero comentarios.

11 comentarios:

Georgie Fame dijo...

¿Hasta que punto vamos a castigar a los que interactúan fases previas del iter criminis?

En este caso, el vendedor de cuchillos ¿no abandona su papel de vendedor?

Pero... ¿es su conducta adecuada desde un punto de vista social?

Desde luego su acción es causal para con la muerte de la muchacha.

Pero el comportamiento del tendero no depende aquí de que el maromo maté a su parienta. Por lo que la complicidad con el delito quedaría ¿descartada?

POR DIOS!! Había elementos objetivos suficientes como para asegurar que la acción del tendero (vender, en principio atípica) iba a culminar con un homicidio. Es más me inclino a pensar que con los datos aportados, el tendero era un vicioso del gore que deseaba un festival en su propia tienda. Solo así se explica que venda el cuchillo a la parejita. (Y en el caso de que condicionara su participación o venta con el resultado posterior de homicidio doloso "como la copa de un pino" SI respondería como complice)

Anónimo dijo...

Como ya he comentado otras veces en clase, mantengo sobre este caso la opinión de que la conducta del vendedor de cuchillos no es impune, de eso nada.
Conforme se relata el caso, la vida del vendedor no se ve amenazada con lo que su actuación podría, debería de haber sido otra. Es un comportamiento jurídicamente desaprobado y mi calificación para este sujeto es la de Cómplice de homicidio. Dada la escena era más que obvio que el hombre iba a matar a la mujer, y bajo estas circunstancias decae la obligación del vendedor de vender cuchillos o cualquiera que hubiera sido su rol, y no es que se le exija una conducta heróica, pero sí lo mínimo para no favorecer el delito, convirtiéndose en partícipe. Así que para mi comete un hecho típico y antijurídico en toda regla.

Laura

Anónimo dijo...

Yo subjetivizaría el injusto al máximo. Y aunque Fernando me mataría por sus infatigables sesiones de "bien jurídico" "bien jurídico" "bien jurídico", no encuentro reparos en que se castigue la tentativa con la misma pena que el delito consumado.

Pero claro, esto es tachado de antiliberal, y estos liberales cuando abandonas el sendero que marcan, se vuelven autoritarios.

Anónimo dijo...

Me parece bien ir de contestatario, genial, pero no has opinado sobre el caso y no has dicho qué opino yo. Venga qeu la cosa está interesante.

Fernando

Anónimo dijo...

Tiene razón en una cosa, no he opinado sobre el caso.

¿Que espera el Derecho del tendero?

Ante unas circunstancias objetivas tan elementales, en las que INCLUSO se anuncia el dolo de matar por parte del autor "a grito pelao"...

¿Que puede esperar el Derecho penal de la actitud del tendero?

Debe esperar que salga de su rol y se niegue a vender. Justo lo contrario a lo que hace.
Nunca sabremos si la muerte se hubiera producido igualmente sin cuchillo o fue condición fundamental (pudo seguir con los golpes).

Pero para mi el tendero cuando dispensa el cuchillo, atendiendo a las condiciones expresadas, sabe que es probable, muy probable, asumiendo incluso que sea usado para matar. No veo la diferencia entre eso y el tan explicado ejemplo del yonki que mata a una anciana tirándola del bolso.

Aunque sea por una fracción de segundo, el tendero (que no realiza acciones ejecutivas) se plantea que su acción contribuye y favorece lo que va a suceder, lo que SABE que va a suceder (se lo gritan en su cara). Es un cómplice.

Me ha gustado lo de contestatario. Oponerse a lo establecido es un saludable ejercicio.

Sandrix dijo...

Pues yo digo q es cooperador necesario.

Kizas solo sea x mi estupida mania de no opinar como el resto del mundo.... pero si me elimino el cuchillo me elimino la muerte.

Anónimo dijo...

si eliminas a la madre del tendero también eliminas el delito.

Anónimo dijo...

hola? nexo entre la madre y el asesino? hola? un cuchillo? te sirve de nexo entre el vendedor y el asesino? o iba a pelar patatas?
Si elimino a dios me cargo el mundo entero mira q guay ya no hay delito. Ah no q dios no existe!

Alberto dijo...

Yo estoy con Sandrix...

El vendedor es cooperador necesario ya que sabe con certeza cual va a ser el uso que se le va a dar al cuchillo, despues de haber escuchado que la va a matar "allí mismo". Por lo que sumistrarle el cuchillo al sujeto supone un acto necesario para realizar los hechos.

Bien es cierto que el hombre corpulento podía haber pasado del vendedor y haber cojido él mismo un cuchillo, pero el vendedor podría haber tomado otra actitud tendente a evitar la muerte de la mujer.

Mario Felipe Daza Perez dijo...

Yo creo que la situación de manejo en este caso es desde el punto de vista de la ¨ Posición de garante¨, de la actuacion tenia que hacerse o no, pero estando este coaccionado la cuestion cambia, yo creria que tiene que excluirse la culpabilidad como categoria dogmatica pero no la tipicidad, ni la antijuridicidad por que no existio causal de justificacion, ni tampoco atipicidad por que recorre completamente la norma penal, entonces la cuestión seria no de conducta y tampoco de antijuridicidad sino del punto de vista del juicio de reproche.

Anónimo dijo...

Para mí el vendedor es cooperador necesario, atendiendo a la gran entidad de la ayuda prestada al autor,
El vendedor al presenciar la escena y vender el cuchillo sabía lo que sucedería a continuación a ciencia cierta y por ello condena a morir a esa mujer a manos de su marido.